Google Website Translator Gadget

dijous, 26 de juliol de 2012

De la Ribagorza al Sobrarbe (y 3)

Después de unas mañanas de caminata intensa y de las mejores comidas del año (quizás por las caminatas), dos tardes tranquilas en Ainsa, en su barrio antiguo, permiten dedicarse al dibujo algo más elaborado. Un día:

Plaza Mayor de Ainsa, con la Peña Montañesa asomando
Suelo duro y abultado de la hermosa plaza...

Dibujando en la Plaza Mayor de Ainsa
 
Portal del Callizo, Ainsa.


Al dia siguiente me senté al pie de la iglesia para captar esta escena de los dos vendedores, frente a frente, sentados esperando clientela. El de la derecha era artista y vendía sus pinturas. En el balcón,  la figura es un muñeco de una vieja, a tamaño natural, que funciona como reclamo.

Calle de la Sta Cruz, Ainsa.
Desde Escalona se capta este skyline de Laspuña. Aunque este pueblo se suele fotografiar con la Peña Montañesa al fondo, esta vista corresponde al macizo de Cotiella, más lejano.

Laspuña, con Cotiella al fondo.
La siguiente sí es la Peña Montañesa. Un cálculo del tiempo, del esfuerzo y del sol inclemente desaconsejó la ascensión. (En su lugar visitamos el valle de Irués que no defraudó). Como por la tarde la Peña seguía ahí con su altivez, al menos me la llevé dibujada. En este caso, apurando aun más este terreno monocolor entre el dibujo y la acuarela, no hay línea de rotulador.
La Peña Montañesa, desde Escalona.

dimecres, 18 de juliol de 2012

De la Ribagorza al Sobrarbe (2)

El valle de Estós debe ser seguramente de los más bonitos en los alrededores de Benasque. Tiene la enorme ventaja de que la llamada del Aneto y las Maladetas  lo libera de esas procesiones de gente donde se debe acudir por el nombre...  (pero ya habíamos pasado esa penitencia de más jóvenes).
Ibón de Escarpinosa, Valle de Estós
Hay más ibones más arriba, pero hasta aquí llegamos, con tiempo de sacar la libreta de los dibujicos.

Dibujando en el Ibón Escarpinosa

Después bajamos hasta Campo y Ainsa y volvimos a subir por tierras del Reyno del Sobrarbe. La primera visita fue al valle de Chistau.
Plan, valle de Chistau
Ese día no tocaba andar mucho, así que hubo tiempo para dos dibujicos. El pueblo de Plan, hoy, parece un lugar turístico muy arreglado.

Río Cinqueta, al paso por Plan

Desde Bielsa arrancan increíbles excursiones por el valle de Pineta, las fuentes de Cinca, el Monte Perdido, Añisclo o los Llanos de la Larri...

Cascada de los Llanos de La Larri
Realmente me apetecía dibujar: estaba sentado en una piedra estrecha con poco espacio para las cosas; me llegaba "agua vaporizada" de vez en cuando; y la humedad no secaba el papel que tuve que pintar (mojar) casi completo para destacar la blancura de la cascada...

Dibujando en condiciones precarias frente a la cascada
No sé, pero siento que no hablamos de "resultados" sino de una actividad que tiene gracia en si misma.

divendres, 13 de juliol de 2012

De la Ribagorza al Sobrarbe (1)

Salimos de casa sin saber muy bien dónde iríamos. Me había propuesto, horas antes, encontrar a Juan Salamero cerca de los lugares que pinta y saludarle. Partimos, pues, al prepirineo de Huesca.
Con Juan Salamero sobre el congosto de Olvena

Debo decir que Juan nos acogió con los brazos abiertos. Nos enseñó Graus, el Congosto de Olvena y sus puentes, todo eso que ha pintado muchas veces; visitamos la cercana Torreciudad y nos comentó cosas de los pueblos de la Ribagorza, sus restos medievales, su pasado.
Pantano y ermita de Torreciudad

Calle con arcos en Torres del Obispo
Torres visto desde la carretera
Juan es un pintor autodidacta y siempre me ha admirado la sinceridad y honestidad que reflejan sus cuadros. Sus comentaristas alaban la paciencia de sus infinitas pinceladas hasta agotar todos los detalles. Me explicó que no tiene una formación académica y coincidimos que la cualidad de la acuarela que más se aprecia hoy suele ser la soltura, pero lo que pinta tiene sus propios admiradores y él se toma su afición por el lado que más le llena y ya se verá a dónde le lleva.
Juan Salamero

Hablar de honestidad no parece una categoría artística sino moral, y sin embargo creo que es algo a reivindicar en tiempos en que abunda la gente que pinta y quiere empezar la casa por el tejado. También vale hablar así cuando el vínculo con la pintura viene del amor al paisaje de su tierra. Que haya personas como Juan Salamero da confianza...
Después subimos al Pirineo.
Valle de Eriste, cerca de Benasque
Estos dibujos estan hechos en cualquier sitio: ni están muy buscados, ni son los lugares más emblemáticos, ni los más bonitos... son momentos de descanso y "lo que pillas" ya está bien...
Dibujando en el valle de Eriste