Google Website Translator Gadget

dijous, 29 de setembre de 2011

Pose fixa
Fixed pose

Aquí van les darreres novetats en aquarel·la de pose fixa. Tot i que la model acostuma a estar tres hores diàries durant sis dies a la setmana per als company que pinten en oli, l'aquare·la, més ràpida, no sol ocupar més que una tarda.
Natalia, juny 2011 (Arches)

Noia asseguda, maig 2011
Detall de l'anterior
Cecilia ajeguda en un coixí, maig 2011
La roba lila va quedar una mica bruta; veureu la clàssica retirada de pintura per arreglar-ho. A canvi, el rostre i el tors van sortir força nets.
Detall de l'anterior
Model oriental, juny 2011 (paper Aquari, fet a mà)
El següent no s'assembla massa a Deia, la model brasilera que he pintat ja altres vegades, però aquí estava més preocupat perque la taca sortís el més possible a la primera, en mullat. Com a curiositat, vaig col·locar molt tènuement de fons alguns companys pintant...

Model amb roba, setembre 2011 (Arches)

diumenge, 25 de setembre de 2011

Platges en panoràmica
Beach Panoramics

Acabo de pujar el material de platges que tenia pendent.
Aquests dibuixos estan fets de tarda, des de fora de la platja, des del passeig marítim de Miami Platja i d'Hospitalet de l'Infant.
Cala dels Vienesos, punta del penyal (Miami Platja)
xiringuito a la platja d'Hospitalet de l'Infant
Cala del Pescador (Miami Platja)
Cala del Pescador, cara sud (dos fulls)
 
Per completar, un altre apunt, el mercadillo de l'Hospitalet, un dia de vent.



En réponse à la demande d'Olivia, j'ai regardé si j'avait fait quelques dessins plus sur la plage. Il y avait un autre qui était très confus.... Il y avait encore ce petit sketch à peine commencé.
dibuixant a la platja

dimarts, 20 de setembre de 2011

Escenas de playa
Beach scenes


Platja dels Penyals, Miami Playa, Tarragona

Estás bajo el parasol. Cierras los ojos. Las olas van y vienen... La imagen que se forma en mi imaginación es de tebeo. Esa playa que me aparece con los ojos cerrados no tiene nada que ver con lo que tengo delante. Es una playa azul, de color perfecto, con un velero triangular blanco. El cubito del niño es rojo y el castillo de arena, amarillo. O quizá todo es bitonal, pero estilizado, con la línea fina de la tinta que delimita el mar, la arena, los cuerpos, hasta la crema solar. Si acercas la mirada se distigue el tramado de puntitos.
Es la playa del extra de verano del Pulgarcito, o el extra de verano del Tio Vivo, del DDT o del TBO. Es la playa de la família Ulises, o de la familia Cebolleta, o de la familia de Zipi y Zape. Es la playa soñada cuando del armario se sacaban las camisetas de manga corta y cuando llegaba el final del colegio.




Buscando una imagen de tebeo he encontrado muchas webs que hablan de ellos desde la nostalgia. De aquí he sacado la portada del TBO. Este otro es un blog que tiene una cuidada descripción de ese sentimiento. Su autor, Miguel, dice:
Qué había mejor, cuando te daban las vacaciones en el cole que conseguir el Mortadelo Extra de Verano, por ejemplo? Ése era el verdadero principio de las vacaciones, la prueba irrefutable de que el verano por fin había comenzado.
Dibujando en la playa al mediodía
Platja del Penyals, Miami Playa, por la tarde
Ahora, las playas reales, las playas vividas, no son así. Son mejor y son peor, van con todas las calidades de las cosas reales. Sospecho que la pasión por el dibujo -aunque ya se aleje del comic- tiene una parte de revivir la simplicidad dibujada de los tebeos, de revivir la infancia en suma.
Platja del Torn, Hospitalet de l'Infant
Otra consideración es más práctica. Se dibuje por lo que se dibuje, simplemente hay montones de modelos gratis...
Dibujando en la playa (2)
Dibujando en la playa (3)
Atardecer en la Cala Oques (Hospitalet de l'infant)

dilluns, 12 de setembre de 2011

10 años en la Cala Mosques
10 years in Cala Mosques

La Cala Mosques de Tres Cales (Ametlla de Mar) es mi pasión marina... Después de 10 años de volver a ella cada verano y pintarla aun no estoy satisfecho y aun pienso que no capto bien la impresión general de naturaleza pura que me produce... Y sin embargo creo que no han sido diez años en balde: se nota un progreso aunque no siempre se vea una línea continua de progreso.
La última versión, agosto de 2011
Como quería decir muchas cosas sobre las dificultades de pintar Cala Moscas he escrito una especie de pequeño ensayo y lo he puesto al final para que no estorbe a quien no quiera leer.
2002

Versión de 2002, la única a partir de foto


2003
Un buen año de producción. Es la época que uno hace inventos con la acuarela, la goma líquida, la cera, la sal...
Versión de 2003, con sal y lápiz de cera en las rocas


2003, los pinos de encima
2003, el pino inclinado sobre el agua
2003, nota en dinA4

2004
Progreso estancado. Aparentemente ninguna aportación. La acuarela parece estar en un callejón sin salida.
2004, el pino inclinado
2004, La punta del lado sur
2004, El pino inclinado, segundo intento
2004, el lado sur
2005
He dejado prácticamente la acuarela y sólo dibujo con tinta: un palo mojado en tinta y aguadas con pincel. Dibujo y más dibujo; aguada y más aguada. El mundo en blanco y negro. Algún toque de color. La disciplina de valorar los tonos. (Nota: el chalet no es mío; simplemente está ahí).
2005, el chalet del lado norte
Uno de los pocos intentos del verano de manchar en color sin demasiado cuidado.
2005, por la zona al norte de la cala

2006
No conservo ningún trabajo de la Cala Mosques. Tinta y más tinta. Dibujo sólo cosas dibujables  y he decidido que la Cala no es dibujable.
2007
Sigo con la tinta pero progresivamente he vuelto a las acuarelas. La cala Mosques se sigue resistiendo. Me desafía.
2007, fondo de la cala, camino y lado sur
2007, lado norte y chalet

2008
Estoy intentando trabajar con grises. Quiero ser más sutil pero aquí la operación de los grises se lleva la "sustancia vital" del lugar...
2008, lado norte y chalet

2009
(Éste ya lo había colgado) He decidido cambiar de ángulo y buscar algo de apoyo en el dibujo sin renunciar del todo a la acuarela. El dominio de los grises y el juego de sol/sombra está más controlado.
2008, entrada a la Cala y vista del lado sur.

2010
Este año sólo he hecho un dibujo... y con rotulador. Tomo aire para un nuevo asalto...
2010, lado norte, pino inclinado
2011 
He vuelto a la carga. He pintado dos nuevos intentos, ambos en directo y con algún retoque en casa, y me he replanteado el tema. Los resultados me gustan más...
2011, lado norte, pino inclinado (1ª versión)
2011, ídem (2ª versión)
 
Las dificultades de pintar la cala.

Creo que en lo que busco no hay mística. Debe haber acuarelistas que resuelvan bien el problema y que, en cuanto al nivel de detalle lo hagan como me gusta, no sólo con las cuatro manchas de impresión global. Creo que no es un problema de sensibilidad artística con la naturaleza, ni de material, ni de penetración en el misterio, ni de dibujo en mi caso, sino que es sólo un problema técnico que no he resuelto bien. Si viera una acuarela de esa zona que me convenciera estoy seguro que tomaría buena nota de los recursos del procedimiento y, sin dejar de seguir el propio camino, eso atajaría la solución bastante.

La dificultad de pintar la cala Mosques, como un ejemplo típico de estas calas rocosas de la zona de la Ametlla de Mar viene de sus tres elementos, cada uno dando problemas por separado y luego añadiendo el problema de la armonía del conjunto. Los tres elementos, dispuestos como tres estratos, son mar, roca y pinos.

El mar es el más evidente. Si pintas del natural nunca sabes qué pintas. Los colores, reflejos, agitación del agua y olas, la espuma, cambian de manera espectacular. La luz cambia por el sol pero también por el movimento del mar y por la profundidad del suelo de la cala, las algas, etc. Si el día es inestable, con nubes, la cuestión directamente es de inventarlo todo. Sobre las 19 h., que suele ser cuando ya voy manchando el papel, inequívocamente veo una zona de agua radiante que pide un verde pftalo brillante, y pocos metros más allá un violeta oscuro. Pero a los cinco minutos la cosa ya ha cambiado. E così via. La solución de usar una foto es que suele matar de raíz la vida de la cala y lo que acabo pintando simplemente parece una foto. Sobre este tema, hoy lo dejamos.

Las rocas, por su parte, están quietas, o eso parece. El problema de las rocas es que al observarlas... las ves !... y al verlas descubres que tienen formas fascinantes, intrincadas; tienen recovecos, salientes, conglomerados, rayas, crustáceos, algas... descubres que tienen colores diversos... que las sombras que proyecta el sol cambian también a cada momento. También inequívocamente veo zonas de unos tierras casi bermellones (típicos de la zona) y unos sepias verdosos en la parte inferior, la que el agua del mar cubre y se llena de diminutos caparazones... un oscuro intenso que súbitamente contrasta con la blancura de la espuma. No puede ser que dejes pasar todo eso, que dejes eso tan hermoso sin pintar... Resultado: llevas quince minutos dibujando formas imposibles sin atreverte a perder ninguna.. y la acuarela como cuadro anda delirando.

En cuanto a los pinos mediterráneos que llegan hasta la roca, empiezo a ver por dónde dominar la exuberancia de la forma. La masa vegetal del pinar es una sola masa que hay que distribuir en niveles y en paquetes. Pero por el lado del color la cosa se complica: la impresión que tienes in situ es de un verde brillante, que refulge al sol de la tarde hasta dorar todas las copas... Pero la parte oscura es muy gris, muy contrastada... ¿qué se ve realmente cuando uno cree ver verde pino? ¿El dorado y el gris? En los dos últimos cuadros, terminados en casa, he intentado manejar diversas técnicas para resolver la cuestión de la forma (primera capa general en mojado, algún degradado suave remojando después, pincel seco)... en cuanto al color, sigo probando: el penúltimo va con ocre amarillo, el último con tierra siena natural, ambos mezclados con verde pftalo (el del agua) o con hooke... Y para las sombras, colores oscuros mucho más sucios... quizás no sea el camino. En fin, seguir probando.

Y finalmente, la cuestión es el conjunto: has mirado con (demasiada) atención el mar, has mirado con (demasiada) atención las rocas, quizás no tanta los pinos... y has perdido de vista la cala que debería parecer un organismo que late al compás del mar. Es claro que la solución puede pasar por entonar todo al principio con algún color unificador, usar los mismos colores para los tres elementos... y no dejar de mirar nunca el conjunto cuando dibujas y sobre todo cuando pintas. Aquí está el "misterio" de la práctica y lo que no se enseña en ningún tutorial: ese saber que va guiando tu mano, no siempre conscientemente, y que te dice: "basta aquí", "un poco más allá", "no tanta agua" "seca un poco esto...". O sea pintar, vamos.

El problema global que se plantea es conseguir un engaño efectivo que restituya una impresión verdadera que has tenido delante de la naturaleza. El engaño a veces es trabajoso, a veces "simple" como insisten en decir los buenos acuarelistas en los vídeos... pero sospecho que lo simple se adquiere después de mucho trabajo. Sospecho que los buenos acuarelistas no sueltan su saber si no haces las preguntas adecuadas a sus acuarelas, no a ellos. Sospecho que lo difícil es hacer las preguntas adecuadas a las acuarelas, pero que cuando lo consigues, éstas responden con facilidad. Para cuando lo consigues, a lo mejor ya ni te hace falta seguir haciendo preguntas.
Continuará en años sucesivos.


diumenge, 4 de setembre de 2011

Dibujando el verano en el Pallars (Lleida)
Drawing the summer in Pallars (Lleida)

Rivert
Dibujando el verano... , una forma de encontrar el propio centro.
El día que subí a Rivert en bici había tenido la precaución de coger el cuaderno y el equipillo mínimo de dibujo. El día estaba oscuro pero Rivert es un pueblo tan bonito que ya está como pintado; sentado en un pedrusco empiezas a dibujar y poco a poco es como si volvieras a tus pulsaciones...

Presa de Talarn, pantano de St. Antoni
En la parte inferior de la presa salta una hermosa nube de agua casi pulverizada... pero no supe cómo sacarle partido con un dibujo, o sea que me conformé con esos muros apabullantes...

Salàs, calle de las Eres y camino de Sensuy (dos hojas)
A diferencia de los cuadernos cosidos, los blogs de espiral permiten abrir el cuaderno completamente... El hiato del medio, que ocupa la espiral, funciona realmente como un paréntesis del tema, y lo convierte en un díptico que, en un momento dado se puede extraer del cuaderno y enmarcar como díptico. (En fin, cuestión de gustos).

Salàs, Raval de la Solana
-¿Y éste no lo pintaste?
-Ni me veía. Se hizo de noche plácidamente... en la solana...

Pintando en la ermita de Sant Roc
Pintando el verano: aunque no suele pintar, hasta mi mujer se animó ese día...

Las ruinas del castillo de Orcau
A pesar de su estado, el castillo, antaño bastión defensivo en la frontera sarracena, conserva algo de su orgullo, con tres de sus cuatro torres. El día, alternando el sol de poniente y nubes muy cambiantes, aun lo realzaba más.

Salàs, el camino de Sensuy
Abella de la Conca
Abella de la Conca es otro pequeño pueblo colgado en la roca.


Salàs, calle del Bon Jesus