Google Website Translator Gadget

dilluns, 17 d’octubre de 2011

Pecados Capitales (3): la avaricia
Deadly sins (3): greed

La avaricia (Papel Meirat hecho a mano)

Comentario

Pintar la avaricia fue lo que más se ha parecido a pintar un bodegón de los de toda la vida. Dispones una tela de color crudo sobre la mesa del taller y colocas los huevos que has comprado en la tienda en una composición agradable. Intenté ser sutil con la acuarela  y evitar grandes contrastes. 





En cuanto a ideas no hay grandes complicaciones: se trataba de representar el exceso y la sobrecarga para la huevera ("la avaricia rompe el saco"). En realidad -iba pensando- todos los pecados capitales son formas diversas del exceso...

Los huevos contienen siempre en nuestra imaginación la amenaza de romperse. Podía haber pintado alguno roto... pero estaría bien que eso lo anticipase el espectador. Por otra parte, hay algo de opaco, de cerrado, de impenetrable en la avaricia. El avaricioso es alguien cerrado como el propio huevo...

9 comentaris:

  1. És força interessant aquesta sèrie que estas fent sobre pecats capitals. A part de la realització, que és impecable, m'atrau molt el encert que has tingut per il.lustrar cada un dels pecats. Ja tinc ganes de veure els que queden, manquen quatre, no? Una abraçada.

    ResponElimina
  2. Nuevamente mi sincera felicitación, Carlos.

    Materializar en una composición figurativa una idea tan abstracta como la "avaricia" requiere mucha imaginación y lo has resuelto de forma sencilla pero brillante. Me viene a la cabeza el dicho minimalista de "menos es más". Está bien definida como el exceso de lo que sea...
    Técnicamente me gusta mucho la composición, la armonía suave y luminosa del color y, como en el anterior, la propia factura.
    Esta serie está rompiendo los esquemas clásicos de los bodegones más tradicionales.

    ¿Es que tienes encerradas las "Musas" y no las dejas escapar..?

    Saludos y siempre ánimo en la tarea.

    ResponElimina
  3. Hola Albert
    La visió d'un expert de bodegons que diu que troba encertat el tractament resulta agradable d'escoltar. Manca publicar quatre pecats, sí. He de dir que els que manquen van costar més de pensar i, en especial el següent, va ser un exercici de muntatge més intel·lectual. De totes formes, dels quatre espero que algun t'agradi. Ah, i en el cas que et posis a jugar a imaginar com ho faries tu... s'admeten idees per una segona sèrie...Una abraçada.

    ResponElimina
  4. Hola Reyes
    Mucho me temo, como le digo a Albert, que los siguientes no van a ser tan minimales. El primero venía fabricado por Teresa, la fotógrafa (yo no fui a pensar sino a pintar); los dos siguientes, ya por cuenta propia, salieron bastante rápido; a partir de ahí empezó a haber dificultades... Me figuro que ya has cogido la lista de los pecados y has visto lo complicado de encontrar una representación adecuada.
    Por otro lado, estos trabajos están hechos entre enero y mayo de este año. No los había publicado porque pensaba hacer una segunda serie con nuevas ideas... pero esas Musas que celebras se largaron y las perseguí por ahí en verano -pero casi sólo me dejaron dibujar. De hecho te confieso que ahora en mi casa no están y ando algo despistado de por dónde puedo encontrarlas. Entonces, tus palabras, quizás sin tú saberlo, sean parte de la invocación que las haga regresar... (Nos está saliendo algo muy pagano para ser que hablamos de pecados capitales, ¿no? ja, ja)
    Un sincero agradecimiento "por la invocación"!

    ResponElimina
  5. Muy bien Carlos, has hecho de una cosa tan simple una buena obra con una síntesis estupenda
    enhorabuena

    ResponElimina
  6. Hola Antonio, te voy siguiendo regularmente. Gracias por tu apoyo. Si digo que ven se pocos bodegones con huevos, (ja, ja) entiéndeme por el lado más inocente... Una cesta de huevos es algo que tiene belleza y se podría pintar más. Disfruté mucho haciéndolo y no siempre es así. Gracias, de nuevo.

    ResponElimina
  7. Hola Carlos, imaginativa obra, relacionar una huevera colmada con la abaricia esta muy bien, estaba esperando el fin de la serie para hacer un comentario pero al verlas me entraron ganas por anticipado. La obra muy bien realizada, como siempre, un saludo

    ResponElimina
  8. Hola Juan
    Son buenas noticias que no hayas podido resistirte. Creo que no publicándolos todos de vez sino de uno en uno conseguimos entre todos un nivel más pausado de contemplación y reflexión. De hecho, cada acuarela va con un comentario para el lector que quiera leer, que me parecía aquí relevante para orientar al espectador. Entonces, todo junto hubiera sido muy indigesto. Del trabajo sobre la avaricia me quedó buen gusto de boca porque el tratamiento del color fue más moderado que otras veces y porque la idea es sencilla.
    Venga, un saludo y gracias por seguir.

    ResponElimina