Google Website Translator Gadget

dimecres, 12 d’octubre de 2011

Pecados Capitales (2): la ira
Deadly sins (2): rage

Este segundo montaje, sobre la ira, ya lo realicé por mi cuenta.

La ira (papel Meirat hecho a mano)


Comentario
La idea es simple: la ira significa desaparición de la racionalidad. Que las "luces" signifiquen la razón es cosa tradicional. De paso quería usar bombillas como había hecho Teresa en alguna de sus vanitas por ir armonizando elementos.
Como casualmente no tenía ninguna bombilla fundida me fui a la deixalleria municipal (recogida de residuos) a ver qué encontraba. En la zona de vidrio encontré los restos de unos globos de cristal de lo que había sido una lámpara tipo araña. Me llevé un globo entero a casa, lo envolví en trapo y con el mismo martillo que aparece en la acuarela procedí a romperlo. Rompí también una bombilla. El martillo en pie muestra su dominio sobre el cristal hecho añicos.

***
(Ah, por cierto: desde el punto de vista plástico, recomiendo el ejercicio de pintar cristal. Que el arte sea abstracto o figurativo es sólo una cuestión de "tamaño": si te acercas lo suficiente al tema todo acaba siendo mancha y línea...)

9 comentaris:

  1. Magnífico, Carlos. No se qué me produce más admiración, si el "pensamiento" que ha desarrollado esa composición tan original o la propia factura de la obra y, por supuesto, el color. Mi felicitación por todo y no dejes "escapar" las Musas, que las tienes de tu parte...

    Saludos.

    ResponElimina
  2. Super Carlos ! La colère est passée maintenant, mais on imagine très bien la violence du geste passé. Le gagnant, le marteau nous impose encore sa force.J'aime le sujet et la composition, surtout le reste de l'ampoule qui flotte ( un place de choix pour le pigment écoulé ? ).J'aime aussi ton choix de couleurs bien violentes par endroits qui nous rappelle aussi la force du geste. Vive les péchés ;) !! Bises.

    ResponElimina
  3. Reyes, tu apoyo merece un gran reconocimiento! Además no te niego que me gusta mucho que conectes también con lo que hay de pensamiento en estas obras... Resulta estimulante que las palabras de ánimo vengan de un artista que ahora está ensayando con abstracción. Para mí es claro que siempre hay pensamiento en todo lo que hacemos aunque parezca que, cuando se trata de pintura, sea algo que deba retroceder avergonzado ante la pura emoción, la pura sensibilidad, o las puras musas etc. Dicho esto, también tienes razón al dejar entrever que las Musas son inconstantes y caprichosas y hay que esforzarse en retenerlas...

    Ah, Olivia, comme tu as bien compris l'idée d'appliquer le pigment écoulé dans ce type de travaux! Quelle grande idée serait faire écouler la lumière autour de l'ampoule... À nouveau, il s'agirait d'une présence évanescente qui est restée sans continent (comme la fragance de tes fleurs). Francis Bacon utilisait en huile d'épais traits de pâte pour représenter la lumière de l'ampoule -mais dans l'aquarelle il est clair que cette technique serait optimum.
    Bises

    Reyes, Olivia, qué privilegio es contar con vuestros bellos comentarios!

    ResponElimina
  4. Carlos, si tu as pris cette scène en photo avant de la peindre, j'aimerais bien la traiter aussi à ma manière à l'aquarelle si tu es d'accord . J'adore ce sujet et ta vision me plaît beaucoup. Pourrais-tu me l'envoyer par mail s'il te plaît? Bises.

    ResponElimina
  5. Amigo Carlos, acabo de entrar en tu blog y veo este ejercicio, interesante por cierto, que acabas de presentar. Me parece una buena práctica pintar todos esos pecados en un papel. Con ello desarrolláis vuestra capacidad de transcribir esas emociones al papel.
    Admiro tu dibujo. Es genial! Y verdaderamente refleja al pecado capital que toca, así como el de la vez anterior.
    Todo esto es para vosotros, los pensantes. No me encuentro entre ellos. Mis pensamientos no se me ocurren plasmarlos a un papel en forma de dibujo. Están ahí! En mi coco! Máximo, pueden influenciar en mi inspiración…
    Me voy a limitar a comentar vuestros dibujos.
    Celebro la idea y acabo de darme cuenta que Olivia te sigue perfectamente en este "juego"… con otra preciosa pintura.
    Adelante, disfrutad, que yo disfrutaré viendo esas magníficas obras hechas por grandes artistas!
    Un abrazo.

    ResponElimina
  6. Hola Joshemari
    El ejercicio de ilustrar ideas quizás no es pintura al uso, pero cuenta con toda la tradición de la historia de la pintura, de la que me siento deudor. Que la pintura sea, por ejemplo, sólo pura emoción es un invento contemporáneo. En cualquier caso creo que acordamos plenamente que aquí la serie consiste en ilustración de ideas y no en sistema de transmisión de un ideario moral. El ideario resulta tan observado de fuera como la bombilla rota o como el tacón del zapato. Yo creo que Olivia ha conectado más bien con la temática moderna de la "colère", y con las posibilidades plásticas que le ofrece su estilo de "pigment écoulé".
    La diferencia que se plantea con los bodegones de uvas y manzanas, es que aquí se plantea el reto añadido de hacer sensibles conceptos más abstractos. Eso, como te puedes imaginar, es muy divertido!
    Un abrazo

    ResponElimina
  7. Es genial!
    Llegué aquí por Reyes, y me quedé encantada con tus obras.
    Pienso que el artista tratará de transmitir ideas, sea figurativa, o abstracta su obra. Después creo que el subconsciente va haciendo lo suyo plasmando también sus emociones. La obra se completa con el observador, con sus lecturas, sus interpretaciones y provocará en él algunas sensaciones.
    Un abrazo desde Argentina!

    pd: y sí que es interesante pintar cristal...

    ResponElimina
  8. Frankie, gracias por tu nota.

    Hola Ana
    El inconsciente existe y es indomable. Si me veis hablando de racionalidad por aquí es porque es de lo único que podemos hablar. Lo otro , bien entendido, campa por sus fueros mañana y noche y toma sus decisiones emocionales profundamente mezcladas con lo que uno cree saber. De igual manera que hay una comunicación consciente (este mismo foro de comentarios, p. ej.) hay una comunicación inconsciente. No tengo ni idea de qué estoy diciendo en este segundo terreno con mis pinturas, pero no me cabe duda que contínuamente pasan cosas... ¡y parece que atraviesan el Atlántico!
    Gracias por tu visita y un abrazo, Ana.

    ResponElimina