Google Website Translator Gadget

diumenge, 30 de juny de 2013

Paisatges del Vallès
Vallès landscapes

Pins a Vilanova del Vallès

Abans de publicar la darrera entrada de la sèrie del planeta Helèbor i deixar-lo reposar aquest estiu, presento com a contrapunt aquests treballs sobre el Vallès, el planeta més proper que tinc.

Els paisatges tenen com a denominador comú ser anodins i vulgars, i el repte és arrencar-los del seu anonimat.

El Congost al pas per Llerona (Les Franqueses del Vallès)

Però hi ha una segona dificultat més concreta: per a un dibuixant de formes delimitades cal esmerçar-se en trobar formes en el batibull de matolls, vegetació i milers de pedres. Ben pensat, el problema no és diferent a trobar formes en les taques accidentals d'Helèbor.

El Congost per Montmeló (gener 2013)


Per mi, el problema concret de la idealització pìctòrica aplicat a un bosc no és explicar la cosa amb menys ratlles o menys taques, sinó "planificar" en un sentit literal: trobar diferents plans en les masses i disposar-les davant i darrera i més darrera; a més, el problema -com sempre en aquarel·la- s'aguditza per la dificultat d'afegir clars sobre foscos, cosa que obliga a una seqüenciació de les taques si no vols abusar de la tèmpera. Si un vol, a més, que la cosa tingui una mica d'atmòsfera, les dificultats s'acumulen...

Aquesta aquarel·la l'he feta aquest matí de diumenge...

Bosquet de pins a les Tres Creus (juny 2013)

5 comentaris:

  1. Me encanta la serie. Riqueza en el color y minuciosidad en el detalle, envidia sana. Gracias por visitar mi tosco blog. Saludos.

    ResponElimina
  2. Hola Carlos. Uf no sé cómo empezar. Estoy maravillada con tu blog, lo leo, lo miro, lo remiro, y lo vuelvo a mirar... es apabullante en todo: en el dibujo, en la pintura, en tus comentarios y en las contra réplicas. Es magnífico. Aprendo muchas cosas y a veces me siento como un poco fuera de lugar, lo digo porque mi ignorancia queda tan patente, que me siento casi como al margen, bueno, me quedo por aquí en un rincón para no estorbar y seguir admirando tu obra, tus palabras. Cuando expones tus dudas sobre cuestiones técnicas no puedo dejar de sonreírme, porque ya me gustaría a mí dudar. Yo lo tengo clarísimo, soy un desastre, no obstante me concedo a mí misma un cierto mérito dados mis escasos conocimientos, y en cierta medida me absuelvo por mi gran amor y entusiasmo en lo que hago, lo poco que he aprendido es a base de "quemar" la vista, y emplear multitud de horas en la red para adquirir un mínimo de conocimiento para poder llegar a tener cierto criterio con el que apreciar mejor la calidad de tal o cual obra artística. Soy autodidacta en casi todo, y eso conlleva un esfuerzo extra y un "gasto" de tiempo que bien estaría empleado en avanzar con mas rapidez en aprender cosas nuevas. Pero bueno, he tenido la suerte de dar con un blog como el tuyo y otros, que me hacen disfrutar mucho y admirar la genialidad de artistas como todos vosotros. Así que desde mi humildad sólo quería darte las gracias por ser tan generoso de agregar mis "cosillas" del blog, por enseñarme a "mirar", por exponer públicamente tu sabiduría y así los que te admiramos poder disfrutar de tu ARTE. Gracias. Pienso que voy a remirar tu blog hasta aprendérmelo de memoria, jeje. Abrazos de una jubilata que ha llegado a este mundo del arte tarde y mal.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Bueno Carmen, ahora he quedado apabullado yo. Después de quince días con la entrada yerma de comentarios, llega una lluvia abundante y fértil, no un chaparrón sino una lluvia de la que hace crecer las ganas de trabajar bien, y en mi opinión beneficia también al que la manda porque le hace florecer sus propias ideas. En mi anterior réplica a Ricardo le dije que era un comentario inteligente (porque creo que lo era) pero eso no es una exigencia para comentar en mi blog, ni siquiera escribir más... En realidad, creo que uno no sabe del todo qué espera del blog ni sabe qué se puede esperar. El otro día lo hablaba con un amigo: tiene la función de catálogo virtual. Eso es claro. Pero luego se abre a otras cosas: una red social de estas modernas... que a uno le pueden gustar más o menos, pero en la que te preguntas qué quiere decir "amigo" o qué es exactamente un "seguidor"; o una fuente de posibles contactos, si tiras del hilo más allá del ordenador; o una continuación del encuentro de amigos pintores que salen juntos a pintar; o un medio de críticas, referencias y aprendizaje... Esto último existe en los blogs como he dicho alguna vez pero más bien poco en los de pintores. Como catálogo ya está bien, y realmente si en el mío ha ido tomando este sesgo discursivo es porque me gusta y porque a fin de cuentas es mi blog. Si tú aprecias todo eso, es que compartimos ese gusto por lo discursivo y el trabajo que uno se toma adquiere sentido de un plumazo, queda como bendecido. Sin ese receptor sensible, este emisor sería sólo alguien que lanza peroratas, y me consta que hay quien lo ve así, y qué le vamos a hacer. En cuanto a lo que cuentas sobre ti, Cakelandia no refleja en absoluto toda esa ignorancia pictórica que dices tener pero de eso ya me ocuparé en tu blog en algún momento, lo prometo (no lo pondré en la última entrada). Tus palabras me han gustado mucho y permiten la ilusión (ilusoria) que mi rincón es más que un rincón...

      Elimina
  3. Carlos, cuando vi la primera acuarela de las que presentas en esta entrada : "Pins a Vilanova del Valles", estaba de vacaciones, la abrí en mi teléfono Samsung y no pude dejarte comentario, pero pensé: el que ha sido capaz de pintar esto debe ser feliz.
    Y después la puse como portada de mi móvil para verla durante muchos días.
    Gracias por tanta belleza

    ResponElimina
    Respostes
    1. Dejando aparte la publicidad, cuántas ganas de vivir hay en este comentario, Mercedes! ¿Tú crees realmente que quien pinta esto es feliz? Quizás sí, quizás la trivial ansiedad es sólo un envoltorio pasajero que simplemente te da el acicate para buscar la serenidad, y en esa tensión, en algún punto intermedio entre el malestar que no permite trabajar y la relajación que permite trabajar aun menos, se produce el obrar que mira el paisaje diferente y que crea una especie de estado feliz...

      Elimina