Google Website Translator Gadget

dimarts, 8 de gener de 2013

Atardecer en el puente del AVE
High-Speed Train bridge at sundown

Éste es mi río de siempre -el Congost- en mi puente de siempre. Pero hoy por este puente ha pasado el primer AVE que ha enlazado Barcelona con Girona. Lo acabo de ver en la tele y he pensado que sería buen momento para presentar esta acuarela. Está hecha en taller estas Navidades sobre unas fotos del mayo de 2012 en que capturé unos efectos de luces y reflejos de la puesta de sol que duran apenas unos minutos.

Atardecer en el puente sobre el Congost (AVE Barcelona-Girona)

Puestos a encontrar alguna alegoría del atardecer en el puente, la imagen podría representar esa tardanza con que llega la alta velocidad a Girona. Pero aunque en ocaso, la crítica no oculta la alegría...

18 comentaris:

  1. Impresionante, la luz, los reflejos, las sombras, la composición, en resumen LA ACUARELA, me gusta mucho. Felicidades por todos tus trabajos!
    Y hablando de tu acuarela "con música", si, de jazz, de Brad Mehldau, por ejemplo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Después de leer tu comentario empecé a buscar música de Brad Mehldau. Y sí, tiene un montón de piezas para tríos formidables. Es un jazz suave, de base de música clásica, sin estridencias, incluso algo racional... realmente has tenido un ojo certero en el jazz y en captar la sintonía con mi acuarela... al menos me siento reconocido... (Ya había notado antes que las tintas encajan de maravilla con los blues clásicos...) No me equivoqué con la pregunta que te hice sobre la música con la que la "escuchabas". Esta aportación es muy de agradecer. Así, los discos que amplían tu cultura te llegan ya cargados de salida con una cierta historia que permite discriminar algo en este mundo de producciones culturales infinitas: "éste lo conocí por un comentario en el blog que me dijo que...." etc.

      Elimina
  2. Me gusta ese instante de luz, sus reflejos han engrandecido el espacio reducido del puente al
    reflejar estos sobre la parte superior del hormigón. Felicidades Carlos

    ResponElimina
    Respostes
    1. La luz del instante dota a la vulgaridad del fraguado una cualidad como de espejo. A mi me entusiasma la pintura figurativa cuando se hace abstracta de puro quedarse con un aspecto de la realidad representada. Todo es "verdad" pero todo existe según la perspectiva singular o, como en este caso, según un instante privilegiado. Y por otro lado, más allá de la fotografía artística, está la libertad de la acuarela que empuja la representación hacia donde quieras... Real e irreal se dan la mano, figurativo y abstracto, reproducción y creación: ésta es la idea. A veces sale bien y otras no tanto...

      Elimina
  3. Dicen de mi, que soy muy rebuscado en mis fotos.
    Pero amigo mio, tu me ganas.
    Ademas plasmas como ninguno el momento, y eso no es fácil.
    Mis felicitaciones y un abrazo Carlos.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Entiendo que quieres decir que el tema no es habitual, está muy seleccionado. El tema se entiende porque éste es "mi puente" y llevo ya unas cuantas batallas con él y quizás se vea mejor este trabajo como parte de una serie. Pero te voy a plantear una reflexión rebuscada: Si foto rebuscada significa no espontánea, muy premeditada, o con artificio, buscando un efecto... Y si -por otra parte- el momento pasajero está bien plasmado... ¿no hay una cierta contradicción entre la premeditación y la espontaneidad del momento? ¿No hay otra contradicción entre una visión forzada (algo impostada) y "lo que llama la atención" simplemente? O quizás suceda que cuando uno sale con la cámara acaba aprendiendo a ver perspectivas curiosas o sorprendentes: las cosas suceden a medias entre buscarlas y encontrártelas... Un abrazo, Eusebio, y gracias por este comentario con semilla plantada...

      Elimina
  4. Me encanta esa zona central con los reflejos calidos bajo el puente y los azules en el agua. Muy buena Carlos, un saludo

    ResponElimina
    Respostes
    1. Juan, cuando me llegó tu comentario, estaba a mitad de escribirte uno algo irónico sobre tu peña Graus... Me sentí algo avergonzado y no te envié nada. Quizás lo haga por email... Gracias por tratarme tan bien: tú eres muy capaz de ver lo que está bien en una acuarela... y de hacerlo tú mismo en las tuyas... para cuando salgas de encargos...

      Elimina
  5. Un atardecer precioso! Que luminosidad!

    Enhorabiena, un trabajo fantastico :)

    Un saludo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Verónica, eres un solete: a tu paso vas lanzando flores que iluminan estos días tan fríos. Recojo las mías con agrado. Un saludo cordial!

      Elimina
  6. Me gustan esos reflejos del atardecer debajo de ese puente.
    A ver si eres capaz de pintar el AVE cuando pasa!! Je, je!
    Un abrazo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Como otras veces, tu broma me ha dado en qué pensar. Pues resulta que no soy muy aficionado a los trenes a pesar de que en el blog hay una etiqueta tren que a día de hoy conduce a 21 entradas. Resulta que las máquinas y vagones que son una auténtica devoción para muchos grupos de fans de los trenes a escala no me dicen tanto como los paisajes con vías, los rieles, las traviesas, los puentes, los puentes y los puentes, los túneles, las catenarias, los cambios de agujas, las casillas ferroviarias, las estaciones, los depósitos... Incluso alguna vez he querido pintar interiores de tren... y creo que sólo tengo una de un Alvia parado en la Estación de Francia. Dicho todo esto, y corriendo en dirección contraria al comentario a Salamero, ¿Hay alguien que me haga un encargo del AVE pasando...? Ah, bueno...
      Saludos cordiales

      Elimina
  7. Nunca he visto un tablero de puente con un hormigón tan brillante, eso sí es enfatizar la realidad. Buena acuarela.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Está algo enfatizado, pero no creas que es increible. El fenómeno visual se da brevemente: el sol de mayo brilla con fuerza y el entorno ya es bastante oscuro. En cuanto al brillo del cemento siempre refleja colores pero en estos momentos su textura fina y regular saca a relucir todo su potencial: debe pasarse el mérito a sus autores, ingenieros y obreros. Esta turgencia parece como si reflejase los tensores interiores, los muchos cables y hierros que lo atraviesan. Mira lo referente a los tensores del puente del Congost en esta entrada. La acuarela saca partido al naranja contrastándolo con grises y azul ultramar.

      Elimina
  8. os reflexos foram capturados perfeitamente. olhando a sua pintura me da a sensacao de estar neste lugar..a vontade de me sentar naquela claridade e aproveitar o calor e o bem estar que esta pintura irradia...parabens

    ResponElimina
    Respostes
    1. Aunque el lugar en si mismo no es precisamente acogedor, hay esos instantes que lo sacan de su inhospitalidad y lo convierten en una invitación a sentarse y dejarse cautivar por la calidez. Quizás la hospitalidad no sea un estado permanente de las cosas o las personas... Muito obrigado, Elaine.

      Elimina
  9. Los reflejos son el atractivo directo de la acuarela, pero su entorno es el que los hace destacar en la medida que tú has querido. El conjunto es una precios y original acuarela.

    ResponElimina
    Respostes
    1. El "hacer destacar". marcar los contrastes de tono o de color allá donde uno quiera, en puntos, en zonas, sutil o bruscamente, en degradados... es la gran libertad que la pintura tiene sobre otras formas de representar. A mi me gusta la idea de hacerlo sin dejar de ser fiel al tema. Hace años -un siglo- que la pintura se liberó de la representación... sin embargo cuando mantiene esa referencia para mi es más retador...

      Elimina