Google Website Translator Gadget

dijous, 22 novembre de 2012

Luces y sombras entre el Mogent i el Congost
Lights and shadows between the Mogent and the Congost

La voluntad municipal, junto alguna otra institución, permitió recobrar el asilvestrado espacio de la fuente de Sta Caterina, junto a un camino de ribera que une graciosamente Montornés y Montmeló por la ribera del Mogent.

Camino de la Font de Sta Caterina (Montornés)

Este trabajo es de primeros de septiembre, en una especie de transición de los paisaje del verano a la vida urbanícola. Las luces y sombras seguían en la misma línea de las masas vegetales de los trabajos del verano.

***

Los pilares de los dos nuevos puentes del Congost y la tensa superficie inferior del forjado ya son viejos conocidos de los seguidores del blog. En este caso vi el juego de planos, y de luces y sombras, y sin forzar demasiado las cosas vi el cuadro "abstracto" latente y la fuerza del pilar ocupando buena parte del papel. Puesto que las cosas representadas no son habituales, quizás no queda claro que lo blanco es una lengua de piedras y el río fluye por dos ramales a ambos lados de las piedras...

   
Puentes nuevos sobre el río Congost

Luces y sombras, la naturaleza y el trabajo humano, las curvas y los planos, Montornés y Montmeló, el Mogent i el Congost ... todo a tiro de piedra.

10 comentaris:

  1. Carlos, hace tiempo que no te comento nada, pero te sigo en cada una de tus entregas. Veo que hay una evolución en tus trabajos, sigues con la misma temática, pero veo un cambio en la manera de aplicar la acuarela. Me da la impresión de que trabajas más los contrastes, dando mayor profundidad a la obra. También veo mas aguadas y soltura. Me gustan casi todos los trabajos últimos, pero “rampa para un puente” es fabuloso, haces una declaración de intenciones a la cual, como ya te imaginaras, me suscribo al cien por cien. Pero dejo para el final la joya de la corona que es...”entibación”, sencillamente acojonante. Me hubiera encantado pintarla, es un tema que lo has tratado fantásticamente, el contraste, el cielo si abusar, los árboles, los juegos de luces y contrastes de las maquinas, dejando blanco el primer termino, genial.
    Un abrazo

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hola Ricardo,
      Pues sí, aquí estamos con las obras y los temas "de siempre". La limitación en los temas viene definida porque sólo me anima el pintar al natural. Me hago propósitos de volver a pintar en taller, y de arriesgar más con temas y con el concepto mismo o la forma de hacer...
      Buena observación la de los contrastes: reviso todos los puntos que un objeto no queda explicado y -si conviene explicarlo- fuerzo un contraste tonal con su entorno. El avance es lento y a partir de un cierto momento es muy difícil de explicar cómo lo haces porque suponiendo que tienes la misma ciencia teórica que ya tenías, todo es cosa de la aplicación: pincelada a pincelada, una mano invisible te empuja o te frena, un poquito más o un poquito menos, algo más de tono o menos, y nada es drásticamente diferente pero abunda más la pincelada que sirve que no la que no sirve... En cuanto a "entibación"... me ha sorprendido algo tu entusiasmo: y como me mereces mucho crédito, es de esas cosas que fuerzan a volver a mirar. Quizás tiene por debajo una mirada del tema más madura que lo que pensaba, pero me había enganchado a que está sucia (partes insistidas, etc., lo típico de la acuarela)
      Un abrazo.

      Elimina

  2. Dos acuarelas de mucho arte, unas pinturas
    muy sueltas de temas diferentes pero con una
    luz que da vida a estas dos bellas obras.
    Saludos Carlos.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hola Juan José
      En efecto, la luz y su juego es la clave de estas pinturas... De la soltura nunca se está muy seguro. Puedes aspirar a soltura en la realización pincel en mano, pero la segunda tiene también una fase de mirar estudiando la situación y de tener cierta previsión mental de qué quieres hacer... eso te puede "bloquear" algo. Saludos cordiales

      Elimina
  3. son muy espontaneas, estan genial!

    enhorabuena por tu blog ^^

    un saludo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Bienvenida al blog, Verónica. Me complacerá mucho que te des una vuelta por él... Detrás de lo que sale medio espontáneo verás que hay mucho trabajo... Saludos cordiales.

      Elimina
  4. Fantásticos Carlos! El camino de la Font, perfecta. Con todo detalle. Muy buenas esas sombras. El del puente, ya sabes lo mucho que me gustan todas las acuarelas de esa serie de obras públicas. Son geniales!
    Fíjate qué tontería, sabes cual es el detalle que me gusta mucho? Pues ese juego de luces en el techo de la cubierta del puente. Reflejo de la luz que reverbera del agua que pasa por debajo. Es increíble!
    Muy buenas. Un abrazo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Amigo Joshemari: Verás un aire de familia del juego de sombras con la de la Tamarita (colgada al lado de la tuya), la del puente "japonés", y otras del verano. Esto de las "manchas de luz" fue una de mis "canciones del verano" hasta septiembre.
      En cuanto al detalle que señalas me gusta mucho que lo digas: esas pequeñas cosas de sensibilidad son las que llegan cuando ante la construcción total sólo se siente algo así como "normalidad geométrica". De pronto uno vibra con la misma vibración de color sutil, ésa que saca al cemento plano de su aridez y lo convierte en una especie de mariposa... Con estas observacions de lo que llega también se aprende, créelo... Gracias, un abrazo.

      Elimina
  5. Me encanta tu trabajo...las sombras y luz son fantastico!!!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hilda, me alegra mucho que veas en mi trabajo el cuidado por la sombra y la luz... Esta entrada está dedicada a esto desde dos perspectivas distintas... Saludos.

      Elimina