Google Website Translator Gadget

divendres, 13 de juliol de 2012

De la Ribagorza al Sobrarbe (1)

Salimos de casa sin saber muy bien dónde iríamos. Me había propuesto, horas antes, encontrar a Juan Salamero cerca de los lugares que pinta y saludarle. Partimos, pues, al prepirineo de Huesca.
Con Juan Salamero sobre el congosto de Olvena

Debo decir que Juan nos acogió con los brazos abiertos. Nos enseñó Graus, el Congosto de Olvena y sus puentes, todo eso que ha pintado muchas veces; visitamos la cercana Torreciudad y nos comentó cosas de los pueblos de la Ribagorza, sus restos medievales, su pasado.
Pantano y ermita de Torreciudad

Calle con arcos en Torres del Obispo
Torres visto desde la carretera
Juan es un pintor autodidacta y siempre me ha admirado la sinceridad y honestidad que reflejan sus cuadros. Sus comentaristas alaban la paciencia de sus infinitas pinceladas hasta agotar todos los detalles. Me explicó que no tiene una formación académica y coincidimos que la cualidad de la acuarela que más se aprecia hoy suele ser la soltura, pero lo que pinta tiene sus propios admiradores y él se toma su afición por el lado que más le llena y ya se verá a dónde le lleva.
Juan Salamero

Hablar de honestidad no parece una categoría artística sino moral, y sin embargo creo que es algo a reivindicar en tiempos en que abunda la gente que pinta y quiere empezar la casa por el tejado. También vale hablar así cuando el vínculo con la pintura viene del amor al paisaje de su tierra. Que haya personas como Juan Salamero da confianza...
Después subimos al Pirineo.
Valle de Eriste, cerca de Benasque
Estos dibujos estan hechos en cualquier sitio: ni están muy buscados, ni son los lugares más emblemáticos, ni los más bonitos... son momentos de descanso y "lo que pillas" ya está bien...
Dibujando en el valle de Eriste

8 comentaris:

  1. Bonito reportaje, Carlos. Adoro estos lugares y coincido contigo en la forma de pasearlos y pintarlos, es decir, captar aquello que tienes delante cuando te paras, sin más. La autenticidad de estas acuarelas no tiene precio, son genuínas, vivas.
    Un saludo afectuoso.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Mercedes, celebro de verdad que compartas esta manera de entender el dibujo. Como el artista pretende ser reconocido por los otros, a veces queda algo en la sombra esa dimensión en que el dibujo tiene sentido por si mismo, que yo llamo "meditación" -de acuerdo con un término que se usa para pensar otros fenómenos similares en los que, usando tus palabras, "captas aquello que tienes delante cuando te paras, sin más". De todos modos, como uno no va tan adelantado en la experiencia mística y como tiene su vanidad, siento gran satisfacción en que alguien lo vea así también... Gracias!

      Elimina
  2. Vaya Carlos me vas a poner colorado jjejeje. Hay un par que no había visto y otra que creo acabastes de darle unos retoques, ya sabes mi opinión sobre tu obra y si encima es de la zona de donde vivo aún tiene más encanto para mi. Enhorabuena por todas, todo un placer haberte conocido. Un abrazo

    ResponElimina
    Respostes
    1. Bueno, Juan, ponerse colorado vuelve a ser signo de honradez (lo siento). Si mucha gente de este país no hubiera perdido la capacidad de ponerse colorado seguramente otro gallo nos cantaría.
      Seguí dibujando los días siguientes, en mejores condiciones que las que tenía... pero no me suena que retocase nada... Ya pasa que según como uno ilumina el papel para hacer la foto dan una impresión distinta. Sospecho que nos volveremos a ver y que estás en una fase de abrir puertas en el terreno artístico... Un abrazo!

      Elimina
  3. Carlos, qué bien describes al amigo Juan, con quien te has visto estos días. Es exactamente la impresión que tenía de él, sin conocerle personalmente. Tampoco hace falta. Es, tal cual!
    Grandísima persona y grandísimo pintor.
    Al igual que tú: Buena persona, buen escritor y buen pintor, que en cualquier sitio y en cualquier lugar haces un dibujo o una acuarela.
    Seguro que lo habéis pasado bien.
    Un fuerte abrazo a los dos.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hola Joshemari
      Visitar a tus seguidores está bien. Aunque tú tienes muchos... a cambio dispones de mucho tiempo, un inagotable don de gentes y, hasta donde he visto, un optimismo que no parece tener altibajos. Está bien que parte de todas estas felicitaciones mutuas en los blogs se conviertan en encuentros de carne y hueso. Con Juan hablamos también de esto, de la parte más oscura de las redes sociales como sistemas de intercambio de relaciones falseadas. Yo creo que los blogs de acuarela, por su carácter más comprometido, constante y trabajado, también porque vienen de una afición real (externa a internet) compartida, permiten convertir algunos "amigos" en amigos. Creo que hace años que ya tienes amigos que han venido de esta forma, con gran regocijo. En fin, tienes razón que lo pasamos bien el poco tiempo que compartimos. Un abrazo!

      Elimina
  4. Respostes
    1. Hola Verónica. Por algún motivo que sólo blogger sabrá, tu comentario había ido a parar a la carpeta de spam. Rescatado de ahí y colocado en su sitio, te agradezco la gentileza de haberlo escrito y tu apoyo. Saludos cordiales.

      Elimina