Google Website Translator Gadget

dimecres, 2 de maig de 2012

Reparando el cauce del Congost
Repairing the Congost river-bed

Con las obras de los dos enormes puentes ferroviarios paralelos sobre el río Congost, el cauce ha variado de semana en semana al compás de las necesidades de la obra. Aproximadamente en este lugar hice la primera acuarela -hace exactamente tres años- en la que, más allá de pintar las máquinas, quise reflejar la propia obra. En esa ocasión se veía el río con las bases de las pilastras de hormigon del puente provisional para el tren.

El cauce del río Congost, marzo de 2012.

En la que presento hoy se capta un momento pasajero del paisaje: aquel puente provisional ya cumplió su función y ya ha sido derribado -sobre eso tengo fotos que me llaman-; en el fondo asoman aun los restos de los hierros de las pilastras trituradas. Más al fondo, los dos puentes nuevos exhiben su poder.

Obras debajo del puente, marzo 2012

Pero lo que me incitó a sentarme un domingo a pintar ahí fue esa carretera cortada, literalmente aun con un pedazo de piel de asfalto reseco, una piel curtida suspendida sobre el río. Esa carretera tuvo también una función provisional para unir dos mitades de pueblo que las obras tenían separadas.


Panoramica bajo el puente del Congost, marzo 2012

En el terreno técnico hay que decir que la imagen duró poco: cada semana pasaban las excavadoras y cambiaban el panorama. En los dibujos pueden verse escenas de estos días. Finalmente, Ferrovial ha dejado el lugar en condiciones decentes.

detalle, página izquierda (con un error de dibujo).

 ¿Por qué pintar todo esto? 
Una carretera vieja cortada, un nuevo puente...
...así es la vida, ¿no?

16 comentaris:

  1. Hola Carlos, como siempre son unos dibujos muy precisos; (no veo el error que comentas), y me sigue gustando mucho como consigues en tus aguadas hacernos olvidar la necesidad del color, a base de trabajar la variación de los valores, aunque en el primero, magnífico, el azul del agua le da humanidad al paraje, los otros no necesitan nada más , muy buenos.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hola Francis. En los óleos de la historia del arte, los italianos llaman "pentimento" a un cambio de idea del artista del cual hay trazas aun en el cuadro. En un apunte es cosa mucho más ligera: se trata de esa pilastra "imaginaria" de la izquierda que también me arrepentí de haber colocado tan mal de perspectiva, que corregí y que luego no quise ocultar con témpera. Por lo demás, ¡Gracias por tu apoyo!

      Elimina
  2. Los motivos que escoges me resultan de los más sorprendente, sin embargo son de una riqueza plástica exquisita.
    Sé que ya lo he dicho antes, pero reitero mi enhorabuena.

    ResponElimina
    Respostes
    1. De verdad me complace encontrar que uno no está solo en estas percepciones de los motivos plásticos. La tecla que el tema toca en mi, debe ser que toca también a algunos espectadores o que conectan con esa manera de verlo: valorar la exquisitez es cosa de paladares exquisitos y no sólo de cocineros. Saludos cordiales, Sergio.

      Elimina
  3. Hola Carlos, me estaba riendo yo sólo pensando en esta habilidad tuya de andar de obra en obra controlando progresos, me recordaba cuando me jubilarón y estube un tiempo en Barna antes de venirme al pueblo, cada día dandome la vueltecita y acompañando a innumerables abuelos casi como directores de obra, lástima que en esa época aún no había tomado los pinceles porque la verdad me parece una muy buena idea la tuya, como ya dije en otro comentario dignificas esas zonas. Enhorabuena

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hola Juan.
      ¡Me has pillado! De hecho el trabajo sólo me permite dedicar un rato a la semana a pasear y "inspeccionar" la obra --que ya está terminando, al menos lo más aparatoso. En estas pateadas he conocido al sr. Julián, un jubilado gallego, habitualmente trajeado, que, ¡él sí!, hace kilómetros diariamente para controlar los progresos. Sabe casi tanto como los ingenieros. Cuando le encuentro aprovecho para preguntar cómo van a hacer tal puente, para cuándo terminan aquéllo, porqué han colocado un andamio aquí o han excavado allá: lo sabe todo. Y si no, lo razona, y no razona mal el hombre. Luego se vuelve a la reunión de abuelos del pueblo, al lado de la plaza del ayuntamiento, en un lugar que ellos llaman "La Moncloa" donde, lógicamente, arreglan España, y él comunica el estado de la obra a los demás... Lo mío de pintar no sé si lo entiende mucho, ni le pica demasiado la curiosidad... Yo le pregunto qué va a hacer ahora que se acaban las obras, y riendo, con su acento gallego, me dice que se va a tener que buscar una novia... Yo creo Juan, y que la gente del pueblo que le ha tocado soportar muchos inconvenientes me perdone, que también voy a echar de menos las obras... Saludos

      Elimina
  4. Olá, Carlos!
    É sempre muito bom passar um tempo aqui em meio as suas pinturas e textos interessantes.
    Abraço e bom fim de semana.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hola Paula. Me agrada saber que también valoras los textos ya que compartes el espacio de tu blog con textos de poesía. Te dejé un comentario en septiembre y sigo pensando que hay algo muy delicado en esos juegos de miradas que propones. Gracias por tu consideración y un abrazo.

      Elimina
  5. carlos painting and subject are super ... fantastic line and wash sketches

    ResponElimina
    Respostes
    1. Thanks, Jane! Regards from my line and wash to your subtle-colored patch and ethereal texture!

      Elimina
  6. Me encanta el tema y el resultado de tus trabajos, Carlos : )

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gracias Sadeu: está bien que sigamos todos ahí revisando los resultados de unos y otros, aunque no siempre uno se anime a comentar...

      Elimina
    2. uno no tiene siempre el tiempo que necesita...
      y a veces se suman cosas como estas:
      http://sadeu-pinturas.blogspot.com.es/2012/05/no-lo-soporto.html

      Elimina
    3. ...que desde luego no es el caso de tu blog ; )

      Elimina
  7. Con días de retraso Carlos, pues estuve unos días "que no estaba". Ya vi esta serie y como bien sabes me gustan muchísimo! Te lo digo ahora y no pienses que no veo tus acuarelas... no, los contemplo con apetencia y con gusto. Me gusta tu forma de pintar y también las conclusiones que sacas.
    Un abrazo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Con también retraso por una avería te contesto. Sé que sigues con regularidad y que te gustan los inventos que hago con las obras... Encontrar este eco en gente como tú me llena de mucha satisfacción porque cuando uno se sienta a pintar estas cosas no estás muy seguro que vaya a tener mucho interés... a veces, todo hay que decirlo, salen auténticas pifias... pero hay que probar. Éste me gusta bastante... Un abrazo

      Elimina