Google Website Translator Gadget

dimarts, 15 de maig de 2012

Arreglo de dos acuarelas de playa
Repairing two beach watercolors

Muestro dos trabajos iniciados in situ y "reparados" en casa.

Platja del Torn, Tarragona, versión arreglada


Original pintado en la playa


1) El primero es el problema del horizonte en la playa. En este caso la línea del agua en las rocas cercanas apenas estaba por debajo de la línea del horizonte. Si subía el horizonte, todo el cuadro se descolocaba.

Obsérvese la línea del horizonte y del agua

No quedó más remedio que bajar el agua a base de ampliar las rocas. De paso también se corregía esa penosa impresión que el agua del mar "se derrama" hacia la playa por un plano inclinado.

Levantar pintura

La operación tiene un diseño previo donde puedes ayudarte de trozos de papel para cubrir la acuarela o dibujar encima o, más sofisticadamente, usar un programa de manipulación de imagen como el gimp sobre una foto del trabajo original. Sigue la operación levantar pintura. En este caso frotando con agua clara y un pincel duro y absorbiendo con papel de cocina.

Redibujando la linea del agua y las rocas
 Una vez bien seco se redibuja encima. Y finalmente se acaba de pintar. Al inicio está la forma definitiva

Añado un dibujo de la orilla de enfrente de la peña, desde donde realicé la acuarela anterior.

Orilla frente a l'Illot del Torn


2) La segunda es un lío clásico de la acuarela, la típica "ensuciada" de colores: más que un problema es la norma cuando uno es novato, y después cada vez menos (¡pero este trabajo es reciente: nunca se controla del todo!). En este caso el revoltijo viene de las rocas del fondo, con luces y sombras en tránsito muy rápido, con rocas naturales rojas y blancas colocadas artificialmente, con tierra, matojos y pinos de por medio... En fin, que no pongo el original sino el resultado final tras el "arreglo".

Platja dels Penyals, Tarragona, versión "arreglada"

Si el cuadro no acabó en la papelera fue porque la playa y el agua me gustaban.
La solución no fue maravillosa: grifo directo aplicado al trozo del papel "feo" intentando no afectar el resto; repintado -intentando al menos no sobrecargar otra vez-... y finalmente, otra gran solución: al rico corte. (Mira tú por donde: lo del recorte está de moda!)

Completo con este dibujo tomado en directo... con ciertos ecos de Hopper en la cabeza...

Platja dels Penyals, gente tomando el sol

10 comentaris:

  1. Respostes
    1. Merci, Pétales, par votre gentil commentaire!

      Elimina
  2. Espectaculares las dos acuarelas! EL primero de una paciencia increíble. EL de la gente tomando sol es genial!

    Tomé nota de todos los tips. Alguna vez volveré a insistir con la acuarela.

    Un abrazo!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hola Ana. La paciencia fue más bien el proceso de "reparación" posterior, donde has de trabajar más como artesano o restaurador que como artista. En realidad, el original está hecho en la playa mismo, apostado en unas rocas a media altura, con un día de primavera soleado y ventoso. La gente se debatía entre entregarse al sol o taparse algo por el frío. Mi acuarela también está a medio camino de algo suelto y algo bloqueado... Pero el dibujo "hopperiano", de otro día también primaveral, me gusta, sí... casi le veo más gracia un mes después que cuando lo estaba haciendo... Un cordial abrazo!

      Elimina
  3. ¡Hola, Carlos!

    Que todos, por lo menos yo sí, algunas veces hemos completado, corregido o "arreglado" en casa, con toda la tranquilidad del mundo, algún error, defecto o suciedad en alguna acuarela, es algo que hay que suponer aunque pocos tienen la valentía y la sinceridad de decirlo y explicarlo como tú has hecho.

    En el mejor de los casos, si hay suerte, se puede "arreglar" algo el entuerto y si no desde luego siempre se aprende algo... No debe ser norma acudir con frecuencia a estos "rifi-rafes" pero tampoco ignorarlos con pretextos puristas. Es como yo lo veo.

    En referencia a los trabajos y a los de la entrada anterior me resultan de mucho interés, especialmente la paleta, característica de colores fríos y luminosos.

    saludos y un abrazo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Es curioso, Reyes, como cuando uno pinta sigue la elección de su paleta bastante por instinto... dices, "voy a usar esto y lo otro" -con eventuales cambios de idea a medio hacer- pero lo que no sabes es por qué tienes en la cabeza esa imagen del resultado posible y no otra. De igual modo no sabemos cómo hablamos, ni cómo cantamos, ni cómo hacemos la digestión (ni cómo vemos colores, ya puestos). Entonces, llega el crítico, en este caso tú, alguien de fuera de tu cabeza, y dice: "has usado una paleta fría y luminosa". ¡Caray, pues es verdad! Sin embargo las categorías no estaban ahí: ha resultado frío y luminoso y lo más grande es que yo tenía una sensación de frío y de luz de primavera en ambos casos... me parece algo maravilloso que pase eso, no? Para rebajar algo el tono, hay que decir que, como se ve, uno mete la pata, no sale siempre lo que pensabas, etcétera... Que la acuarela sea caprichosa, se desmadre, no obedezca del todo las órdenes del pintor, de desaparrame por el papel, cambie de color al secar, se ensucie enseguida... forma parte de sus encantos de princesa mimada. (Pero hay que proponerse hacer de ella una ciudadana sensata!) Un abrazo con afecto!

      Elimina
  4. Fantásticas acuarelas!! Con mi modesta experiencia en el mundo de la acuarela, se de su dificultad y tus correcciones las veo muy acertadas. Felicidades por como lo resuelves para llegar a un acabado tan bello. Un cordial saludo!

    ResponElimina
  5. Toda una guia para retocar una obra, creo que acertastes en el retoque, se veía extraño esa base negra en la roca. La de la gente tomando el sol tiene una luz que casi pone moreno sin estar allí. Saludos y un abrazo

    ResponElimina
  6. Amigo, es cierto que esos errores son llamados de principiantes, pero solemos cometerlos con demasiada frecuencia. Y es que a veces nos cegamos con lo que vemos y queremos interpretarlo con rapidez para que la "idea" no se vaya de la cabeza. U otras veces por puro descuido.
    Muy buena esa lección!
    Un abrazo.

    ResponElimina
  7. Gracias a todos y disculpad el retraso debido a una avería de mi acceso internet en mi zona...
    Juan Serinya: hubo también algo de suerte... a veces, según donde está la pifia, no hay reparación posible.
    Juan Salamero: ¿viste la obra de Hopper? Yo siempre pienso en ella cuando veo a la gente en línea tomando el sol religiosamente, con fe... También ahí uno se pone moreno, pero también se aprecia un placer medio primitivo y medio civilizado...
    Joshemari: el error en acuarela es difícilmente reparable... estos casos son excepciones. Lo que se valora en una obra así es la cantidad de acuarelas que uno ha tenido que estropear antes para que la obra "suelta" salga sin errores.
    Un saludo amistoso a todos

    ResponElimina