Google Website Translator Gadget

dissabte, 24 de març de 2012

Estacions de tren
Railway stations

Com que la Colla dels dimecres va anar a l'Estació de França l'últim dia i han anat penjant les seves obres (comença aquí i segueix per les entrades més recents), m'han fet venir ganes de mostrar uns treballs que tenia del mateix lloc. He pensat de juntar-ho amb altres estacions... Al final, contant les tintes, n'hi havia unes quantes i he fet una tria.

Estació de Cerdanyola, 2007
(Aquesta primera va ser 5è premi al concurs de pintura de Cerdanyola de novembre de 2007).

Les dues següents són les de l'Estació de França, de l'època que anàvem amb en Jaume Comas i companyia.
Estació de França, 2008
Topalls de l'Estació de França,  (vista exterior, 2008)
L'estació de Montcada-Ripollet l'he dibuixada un munt de vegades a tinta... però aquí hi ha una versió en aquarel·la, d'un angle diferent a una altra que vaig penjar (en l'enllaç també es veu l'exterior de l'estació de Montcada-Manresa)

Un altra sèrie amb un bon nombre de variacions ha estat la vella estació de Montmeló, que en l'actualitat està a l'espera de decidir-se què fan amb ella i que ara es troba per sota del nivell del cobriment del fals túnel --i comença a tenir un aspecte deplorable. Aquesta aquarel·la està feta d'abans de les obres, de quan aparentment no hi havia crisi encara i les obres ni havien començat.
Estació de Montmeló abans de les obres (2008)

Finalment, un treball sobre l'estació de Sabadell-Sud de 50x70 cm. També la vaig presentar a concurs, però sense èxit.
Sabadell-Sud (2007)

13 comentaris:

  1. Unos trabajos buenísimos, me encantan!!!!
    Saludos
    mcarmen

    ResponElimina
  2. Me ha gustado esta entrada , realizando una mini exposicion de tus trabajos ferroviarios que por otra parte es un tema nuy bueno , no son pocos los que deciden dirigirse a las estaciones como lugar para establecer el caballete en diversos concursos , me gustan todas , un saludo.

    ResponElimina
  3. Amigo Carlos, conocía ya unas cuantas acuarelas tuyas sobre estaciones y vías férreas, pero vistos así, todos juntos, o el mismo día, es un gozo contemplarlas!
    Son magníficas...llenas de romanticismo!
    Te felicito por esa exhibición de estaciones que poco a poco van desapareciendo, como desaparecieron aquellas máquinas de vapor. Hoy, la mayoría de las estaciones, las tirarán al suelo y si tenemos suerte, conservarán algunas restaurándolas. Como espero que hagan con esa vieja construcción histórica de la Estación de Francia de Barcelona. No hay más que ver y admirar lo que en el país vecino hicieron con la estación d’Orsay de Paris.
    Un abrazo.

    ResponElimina
  4. Carlos, vaya exibición de dibujo y valores!!
    Hay mucho que aprender de tus trabajos.
    Te felicito.

    ResponElimina
  5. Enhorabuena por esos estupendos dibujos, Carlos. Las estaciones de tren son un motivo ideal para dibujar, y tengo mucho que aprender de la forma en que has tratado la maraña de postes y cables que hay siempre en este tipo de instalaciones. Un abrazo.

    ResponElimina
  6. Excelentes acuarelas de estaciones. Es un lujo poder contemplarlas todas juntas.

    Geniales dibujos y un magistral equilibrio de color.
    Me encantan! Son muy buenas.

    Se cuide.

    Javier.

    ResponElimina
  7. Mari Carmen, y todos, gracias por vuestras palabras afectuosas.

    Muy mal tendrían que ir las cosas para que la Estación de Francia no fuera objeto de algun reciclaje cultural como sugiere Joshemari. Lo que me ha llamado más la atención en las diversas entradas de la Colla fue que, al final, vemos las mismas cosas o parecidas, nos llama la atención la estructura de hierro, las sucesivas semicircunferencias que se curvan sobre el plano horizontal, esas entradas de luz en los andenes -...que en mi caso no quedan nada reflejadas aunque uno se hubiera fijado en ellas: iluminan una atmósfera que ni es exterior ni es interior, como una catedral a la que le faltara alguna pared, un lugar cargado de las emociones de las partidas y llegadas pero con unas corrientes de aire poco proclives a la calidez humana...
    En cuanto a la estación de Montmeló... francamente no sé qué pasará: la restauración y uso para algún fin social debe plantear ahora unos problemas de financiación... Si cuando cumplía su función a pleno rendimiento ya no era un prodigio de cuidados (¡como tantas!) ¿cabe esperar que ahora le espere una suerte mejor?

    En fin, las estaciones tienen mucha carga sentimental para mucha gente. Supongo que por eso, como indica Karlitos, no poca gente acude a ellas en los concursos. Con eso se conecta o no. En mi caso déjadme decir que me sale sin pensar -y luego descubres que no eres el primero que se ha fijado, claro. Mi abuelo era ferroviario y en mi casa siempre han gustado los trenes. A mi, no sólo me llega la cosa de la imagen estética de la bestia de acero, la geometría de los raíles, las traviesas y los cambios de agujas, el romanticismo del edificio de color, etc. sino también el espacio humano que son las grandes estaciones, lugares de tránsito donde la gente no está del todo y donde todo en las personas que circulan o esperan es proyecto, futuro, perspectiva...

    Hola amigo Raimundo: quizás la gracia de lo de aprender sea que es mutuo: tras ver tu obra pensé "ésta sí que es atmosférica"... luego ahí hay un objetivo a mejorar para mi cuando lo de las valoraciones tonales uno ya lo tiene mejor encarrilado.

    En relación a la forma de tratar la maraña de postes y cables que señala Luis, me llama la atención que como fenomenal dibujante que eres hayas reparado en esto. Diría que es un problema pictórico más que dibujístico, y tampoco estoy seguro de resolverlo bien. La cosa pictórica es cómo hacer una mancha de lo que respresenta una sofísticada geometría de líneas (que, por ende, nos encanta dibujar!). En cualquier caso, la regla de oro es no dibujarlo todo sino parte de ello, trozos, segmentos, a veces elementos mínimos, y que el cerebro ponga una especie de cómodo "etcétera". Ahora bien, qué partes, qué trozos... cuáles son significativos y dan la orden de "etcétera"... eso me parece que es cosa de sensibilidad y experiencia.

    Bienvenido Javier. Como los otros comentarios entiendo que al espectador le resulta difícil deslindar si son plenas acuarelas o dibujos en los que asoma el color (quizás la primera és más color)... Hay una enorme cantidad de saber esperándonos en cualquiera de las especialidades de la pintura y sólo con paciencia se nos va entregando ese saber. Me alegro que te guste.
    Saludos cordiales a todos.

    ResponElimina
  8. Excelentes motivos ferroviarios. Me han gustado mucho, de verdad, pero que mucho.

    ResponElimina
  9. Magnificas obras Carlos, parece notarse un cambio de color segun sean más o menos antiguas, con más o menos intensidad,
    me gusta de las dos maneras. Espero que almenos la estación de Francia a pesar de su poco uso siga en pie, de alli salía el que llamaban el granadino, que despues de interminables horas me llevaban de crio al pueblo de mi padre, de alli y despues de mil abrazos partia mi tren hacia Cartagena para segun decian convertirme en un hombre de provecho, demasiadas historias como para perderse. Un saludo

    ResponElimina
  10. Muy buenas todas , la primera y la última , son mis preferidas.
    saludos

    ResponElimina
  11. Excelente serie, Carlos, mi felicitación por el trabajo conjunto. En él se puede apreciar con cierta claridad tus "constantes vitales" que para mí son.

    - Dominio absoluto del dibujo y la composición. Especialista y maestro en desarrollar estos temas relacionados con el mundo "industrial y su arqueología".

    - Armonía cromática muy personal con gran predominio de grises "enriquecidos" y todo envuelto en una gran luminosidad para lo que la difícil técnica de la Acuarela tiene muchas posibilidades si se tiene conocimiento y dominio de ella.

    A mi modo de ver, estas son dos señas de identidad que encuentro y admiro en tus trabajos.

    Saludos y enhorabuena.

    ResponElimina
  12. He mirat el teu Blog i els teus dibuixos i aquarel.les em semblen excel.lents, sobretot la tonalitat suau dels colors clars i l'estupenda estilització en el dibuix. Enhorabona.

    ResponElimina
  13. ...A ver si tengo un rato para contestar...
    Constato una vez más, Sergio, que los temas ferroviarios gustan a mucha gente. El tren es uno de esos símbolos oníricos que no podían haber existido antes del siglo XIX, porque no había trenes... pero parece haber arraigado muy fuertemente en el inconsciente de ka gente y no haber movido su poder evocador a pesar del imperio del automóvil o la generalización del avión... ¿Es curioso, no? Sé bienvenido al blog.

    Juan, sirva tu caso para probar lo que digo a Sergio, ese poder evocador, en tu caso centrado en la estación de Francia. Su nombre alude a viajes aun más drásticos para este país que los que rememoras... pero tú te refieres a un acontecimiento que la gente de tu generación y también la mía tenía obsesivamente predestinado en su programa vital, y que los mayores no dejaban de recordar siempre que podían... El servicio militar se liga al tren, como un tiempo de ruptura de casa, un rito de paso hacia la vida adulta... Todo esto debe pesar en nuestra recámara cuando esos temas pictóricos nos mueven. Gracias por tu pequeño testimonio personal que creo que, en efecto, encaja con el sentimiento del autor...

    Saludos, Francis: como hombre más bien de mar, ¿sientes también esa pasión que aquí se apunta por los caminos de hierro o te cae más lejana?

    Hombre, Reyes, con diagnósticos tan favorables, ¿dónde hay que firmar para apuntarse? Creo que captas bien dos rasgos buenos y amigablemente dejas para otro día otras cosas menos conseguidas en mi obra. O quizás, de hecho, la virtud es el defecto si se abusa de ello: demasiado dibujo y demasiada composición y la acuarela empieza a perder la savia vital que se suele buscar en ella; demasiado gris y uno puede llegar a aburrir. Sobre esto, déjame señalar una cosa: en estos seis cuadros de la entrada ningún gris, hasta el más neutral, está hecho con gris de tubo. Recientemente sí uso más el payne, pero en estos trabajos todo se consigue con una mezcla de un tierra o sepia que tienda a rojizo y un azul tipo cobalto o ultramar. El gris está "enriquecido" no sólo porque, como señalas a veces, lleve toques de otras cosas, sinó porque él mismo és una combinación. Ésta puede llegar a ser muy neutral o tender a uno de los dos componentes... y eso creo que le da "color" al gris, sobre todo en la obra vista al natural, porque los pigmentos componentes tienden a depositarse en el papel como por separado y esa sutilidad enriquece el gris. ...En fin, hay que celebrar tener amigos en Sevilla que puedan ver (con buenos ojos) rasgos que identifican la pintura de uno... Un abrazo.

    Hola Antoni. En relació a la tonalitat suau no sé si sempre respon a un desig de suavitat... a vegades és que un no en sap més i l'aquarel·la baixa en intensitat de foscor quan s'asseca en determinats papers i no goses repintar-ho més. Aquest aspecte sembla que el tens millor solucionat perquè el teu darrer treball de l'estació era impecable. Per la resta, som gent de dibuix (amén). Gràcies pel teu encoratjament.

    ResponElimina