Google Website Translator Gadget

dijous, 4 d’agost de 2011

Voyage en Bretagne (et 3)


Hubo una tercera parte cuya inspiración en este caso venía de los tópicos turísticos, por hacerse una idea del norte de la Bretaña. Recalamos en Dinan, ciudad medieval que además tiene puerto porque el río Rance se hace navegable hasta la desembocadura.
Puerto de Dinan
 El día que hice estos dibujos celebraban en el puerto una fiesta de joutes nautiques, de torneos o justas sobre barcazas, con dos bandos disfrazados, armados con sendas puyas de punta acolchada, remando y atacando al ritmo de una música de chascarrillo. 
Joutes nautiques en Dinan
 Además, el tiempo alternaba a ratitos irregulares lluvia, sol, nubes, viento. Hice los dibujos en parte sentado al lado del coche, en parte de pie, en parte dentro del coche.
Puerto de Dinan, con el puente de la carretera al fondo

No voy a presentar St. Malo. Diré que llovía bastante y la gente paseaba con paraguas y chubasquero. El dibujo aprovecha una tregua de una hora aproximada, de pie, apoyado en la muralla, mientras la marea empezaba a subir.

La muralla de Saint Malo
El otro dibujo intramuros ya no gozó de tanta suerte. Se puso a llover de nuevo y aunque quise ignorarlo al principio, la tinta del rotulador se corría y el papel se ablandaba. Marché precipitadamente sin hacer la foto que me hubiera permitido acabarlo en otro momento. Era la Place Jean Chatillon de St. Malo, ... rodeado de galerías de arte (con pinturas "de buena familia" bien a cubierto...)

Place Jean Chatillon (St Malo)

El último se ha salido de la Bretaña pero había que aprovechar para llegar al Mont Saint Michel (ya en Normandía). Ese día pensaba quedarme fuera y dedicarme a dibujar pero la lluvia volvió razonable seguir la riada de turistas, entrar en la laberíntica abadía y cumplir con la visita. A la salida, hubo algun minuto seco y empecé a dibujar desde el aparcamiento... Seguí con paraguas un par de minutos más y finalmente hice la foto y nos fuimos. Es el único de la serie terminado en casa, aunque esta idea de abadía emergente en la oscuridad es la que ya quería reflejar in situ.
Le Mont Saint Michel


12 comentaris:

  1. Me reafirmo en la idea de que tus dibujos están tan bien hechos que parecen ser a color! No se echa de menos, o nuestro cerebro tan inteligente interpreta facilmente lo que transmites.
    Saludos!

    ResponElimina
  2. Fenomenales Carlos!!! Uf! No sabes lo que disfruto con estos dibujos.
    Lo de la lluvia es algo que en algún año me ha tocado durante todos los días. Y el que se moje el papel es lo más corriente en Bretaña. Estoy acostumbrado... allí mucho, pero en Biarritz y la costa vasca francesa, también es pan de casi cada día. Terminas buscando un rincón cubierto o dentro del coche.
    Qué bonito Dinan. Verdad?
    Te felicito. A mi ya me quedan menos días.
    Un abrazo.

    ResponElimina
  3. Que te voy a decir Carlos, el dibujo y los valores son tu fuerte y otra vez lo demuestras sin ninguna duda.
    Cada vez estás más lejos de Barcelona...acuérdate que tienes que volver!!
    Un abrazo.

    ResponElimina
  4. Estos tres post forman un magnífico "carnet de voyage", eres un dibujante muy bueno, es una pena que el tiempo no te haya permitido pintar todo lo que hubieras querido, pero como en Galicia la lluvia es parte de su atractivo.
    saludos.

    ResponElimina
  5. Hola Joshemari... tú no sabes tampoco lo que me acordé de ti en esos momentos! En tu entrada describías esa lucha con la lluvia en Bretaña -como la lluvia de la Pza. Real de hace unas semanas si no recuerdo mal- para preservar el papel señorito. Es claro que uno busca un portal, un soportal, un claustro, un bar, un toldo o el coche. Pero eso siempre limita mucho los sitios. El coche ha de quedar aparcado frente al presunto tema. En el campo eso tiene solución más fácil que en una ciudad donde aparcar donde sea ya es de por si difícil... ah, y me ha venido a la cabeza... ¿Y cuando le has de pedir a la gente que aparque en otro sitio porque su coche te priva de la vista de tu bonito cuadro? ¡Ja, ja, eso sí es arriesgado!
    Dinan es bonito pero su puerto es un comecocos total: ¿te imaginas coger el barquito a 30 km del mar para ir al mar o a otra ciudad? Vimos también Dinard y los excesos arquitectónicos de la Pointe de la Malouine... buf!
    Bien, Joshemari, espero haberte provocado muchas ganas de dibujar -en justa correspondencia a las que me provocaste tú!
    Un abrazo

    ResponElimina
  6. Hola Raimundo
    Eres la voz de la conciencia. Y ya se ve que no sólo tienes una colla que cuidar sino que recuerdas amorosamente a sus simpatizantes que su hogar les espera. El aviso queda recogido: me acuerdo. Afortunadamente, la tierra del dibujo no conoce fronteras, y a ella no he de regresar porque nunca he salido de ella.
    Gracias por tu presencia.
    Un abrazo

    ResponElimina
  7. Hola Francis.
    La lluvia es la otra cara del verde, el pago que piden estas tierras tan exhuberantes o una manera de ser del paisaje que vincula con fuerza la tierra y el cielo. Yo creo que me gusta unos días pero que inequívocamente entraría en resonancia con una manera de ser algo alicaída. Siento que el aprecio por mis dibujos que me transmitís todos, me hace ver quién soy como artista, en lucha con mis límites como la mayoría de vosotros. Gracias por esa recepción. Un saludo con afecto.

    ResponElimina
  8. Hola Noemí. Ahora entiendo del todo lo que querías decir. El color no se echa de menos. Si te lo pones a pensar, hay un típico procedimiento de los principiantes que consiste en que si delante hay rojo hay que sacar el tubo del rojo... etc. y el cuadro acaba siendo, más que un cromo, plano, porque ningún color manda más que otro y la valoración del tono se ha esfumado. En esos cuadros que todos hemos hecho, el problema es que se echa de menos la valoración tonal. Me haces un bonito elogio sugiriendo que ésta suple el color que en realidad no está. Pero tu siguiente frase sobre el cerebro aun me llega más porque ando leyendo cosas sobre esto y echo a faltar teorías sobre el arte desde la ciencia del cerebro y no sólo desde la mística de la revelación de lo inefable. Creo que si nos atenemos al elemento “placer de mirar” (y no a esas otros aspectos más transcendentales), un dibujo nos place porque de algun modo “satisface” al cerebro. Quizás porque le das ya hecha aquella simplificación de la percepción que él ya suele hacer “de oficio” cuando mira... o algo así. El color es bonito, pero el blanco y negro puede que nos descanse y eso también se agradece... no sé...
    Saludos

    ResponElimina
  9. Magnifique Saint Malo, j'y ai passé une grande partie de mon enfance. Et Dinan, une ville tellement belle ! Le Mont Saint-Michel incontournable... Tu nous proposes le tour complet de la Bretagne en 3 posts superbes. Bravo Carlos . Bises à tous les 2.

    ResponElimina
  10. Hola Olivia
    Bien sûr que j'aimeirai faire le tour complet! Si j'aurai pu dessiner tout celui que je voudrai, ici il y aurait peut être 30 dessins au moins... sûrement il y aura continuation... un autre an!
    Merci de tes gentils commentaires et bises.

    ResponElimina
  11. Fantàstiques aquarel·les. Encantat d'haver descobert el teu blog. Et segueixo!

    ResponElimina
  12. Hola entintades
    Benvingut al blog. Faré el descobriment paral·lel de la teva obra, no ho dubtis.
    Salutacions

    ResponElimina